9 consejos para el equilibrio personal

julio 13, 2017

Lo primero: GRACIAS. Gracias a todos los que me habéis escrito tras leer el post de la semana pasada, “No es oro todo lo que reluce“. Es la vez que más comentarios y opiniones he recibido, todas ellas son muestra de cariño y apoyo. Créeme que lo agradezco muchísimo y me ayuda a seguir adelante por el camino decidido. No hay nada como el apoyo de las personas.

Algunos de los que me escribisteis me preguntabais que cosas o consejos que estaba aplicando para liberar ese estrés laboral y dedicar tiempo a otras cosas. Para encontrar el equilibrio personal. En mi caso me he autoprometido algunos cambios en los dos últimos meses. Ahora es cuando empiezan a ver la luz y siento que me voy encontrando mejor poco a poco. Aunque queda mucho por recorrer y mejorar. Además esto me está reduciendo el dolor en la hernia discal. Este dolor físico, junto al estrés mental, han sido los detonantes de la saturación.

9 consejos para el equilibrio personal

 

  1. Salir del trabajo en el “horario” establecido. En la agencia solemos acabar sobre las 18 (aunque todos tenemos libertad de entrada y salida). No te puedes imaginar la de días que estoy aquí hasta la hora de cenar… Así que me he prometido salir no más tarde de las 18 y desconectar. Y ahora en julio, tenemos horario de verano, así que sobre las 15h y las 16h desconecto. Por supuesto que contesto el teléfono y el mail después de esas horas, pero hasta las 22h
  2. A las 22 dejo siempre el móvil. Esto lo hago desde abril 2016, pero seguía trabajando con el portátiles el sofá. Ahora veo series o leo algún libro, nada de seguir trabajando.
  3. Dedicar más tiempo a mi mujer para hacer cosas distintas. Aunque sea salir a pasear o preparar la cena juntos o hacer algo de deporte. O simplemente perder el tiempo, que antes me lo permitía a mi mismo.
  4. Estoy haciendo deporte porque me apetece, no por obligación. Aprovecho alguna tarde para rodar con la bici o para jugar a papel y tenis, algo que me hace feliz y entre el trabajo y el triatlón acabé dejando de lado.
  5. He vuelto a escuchar a las personas con las que hablo, cuando estás dentro de ti, tan absorbido por el trabajo, no prestas atención a nada ni a nadie. Vas a la tuya. Y las personas a las que aprecias y te aprecian lo merecen.
  6. He montado un par de comidas con amigos. Para estar con ellos, para escucharlos, para reír. Para desconectar a tope.
  7. Los fines de semana desconecto al 100%. Aprovechando el trabajo, dejando el móvil más de lo normal, sin tocar el ordenador.
  8. En agosto nos vamos de viaje. En el cual simplemente voy a desconectar al 100%. Siempre que me voy de viaje me llevo mi libreta y para mejorar cosas personales de productividad y de la agencia. Está vez creo que no me llevaré mi típica libreta. Y creo que tampoco voy a subir nada a las redes, la idea es desconectar. Vamos a Japón, me centraré en comer sushi y conocer la cultura! 😉
  9. A mediados de mayo me prometí no coger ningún proyecto nuevo hasta septiembre. Ni en Brandsummit ni en Esforç, lo he cumplido. Estamos cerrando todos los proyectos que podemos de los que tenemos en marcha. Y ya he negociado varios proyectos que arrancan en septiembre! Así que ha funcionado y me ha venido genial. Como sabéis este invierno me había pasado captando clientes y proyectos. Esto me ha sacado de mi punto, no solo a mi, también a mis compañeros. Esto, ya sabéis, es una de las principales de saturación que he tenido, medir el caudal de trabajo a gestionar.

Estos consejos están escritos y expresados con la mayor humildad del mundo y solo busco tratar de ayudar a quien lo necesite. Gracias por preguntar. Busquemos nuestro equilibrio personal.

Y recuerda, #hazloporti