Para quién escribo este blog

noviembre 13, 2017

Hace unas semanas mi compañera Carla me preguntó para quién escribo este blog. Es una pregunta que como tal nunca me había hecho, pero que tenía super interiorizada. Este blog lo escribo para mi.
Empecé el blog en noviembre de 2010, hace 7 años, aquí mi primer artículo. La verdad es que no tenía muy claro donde me llevaría ni cual era el objetivo de mi blog. Empecé a escribir sobre algo de envases, marcas, pero sobre todo de las pruebas que iba haciendo, como iba adentrándome en el triatlón y en eso de correr y tal. Lo hacía sin fijarme en el SEO ni nada parecido, solo para tratar de guardar mi recorrido y mis vivencias y si motivaba a alguien, pues genial.
No ha sido hasta hace un par de años cuando realmente definí mi blog y es lo que es ahora. Se trata de un espacio de reflexión personal, sobre temas que me apasionan: el emprendimiento, la superación, el liderazgo y el autoconocimiento. Escribo una reflexión personal semanal. Con el único objetivo de analizar que situaciones me funcionan, cuales no. Las hay buenas, las hay malas. No me gusta leer un blog o seguir una cuenta en redes que sea todo perfecto. La vida no es eso. La vida es cambio, adaptación y superar momentos. Y de eso va este blog.

Para quién escribo este blog

Desde que empecé a escribir el blog para mi resulta que llego a más gente, más gente comparte y comenta mis artículos. Esa creo que es la gracia, pensar hacía dentro y llegar hacia fuera. ¿Te suena? ¿Lo de audiencia mínima viable? La audiencia mínima viable, en este caso, soy yo. Y con ello, casualmente, consigo conectar con mentes afines o contrarias, pero que se plantean la vida como una superación personal y un constante cambio.
No hay que crear contenido para ser leídos por máquinas, con esto no digo que el SEO no sirva para nada. Pero mi blog no va de SEO, ni de máquinas. Va de cerebros y personas. No escribo para que me encuentre Google, escribo para reflexionar y si además conecto con personas, pues intercambiamos opinión. Quizás pienses que está bien ser encontrado por una máquina, pero eso te convierte en ignorado, pues las personas no te encontrarán.
Ya sabes, este blog es muy #hazloporti.