Humanos y negocios

abril 2, 2018

Me da pena lo fácil que es olvidar que hacen falta personas para poner una fábrica en marcha, para crear estrategia una estrategia de marca o para construir una casa. Para hacer realidad una visión empresarial se requieren seres humanos apasionados. Y para hacer crecer un negocio se necesitan personas con talento. Dos cosas totalmente relacionadas y, lamentablemente en la mayoría de ocasiones, dos cosas tan separadas, humanos y negocios.
Del mismo modo que para hacer que tu negocio prospere, necesitas proveedores, necesitas compañeros de trabajo y necesitas clientes. Y todos ellos son personas, personas exactamente igual que tu. Como decía, me da pena… me da pena que nos quedemos en los números (facturación, rentabilidad, costes, presupuesto…) y no nos quedemos en las personas. Personas con su talento, su valor añadido, el esfuerzo compartido. Por supuesto que los números son importantes, pero vengo a decir que no lo son todo.

Humanos y negocios

Puedes tener la mejor estrategia del mercado. Pero si tu equipo no la siente como suya nunca saldrá adelante con todo su esplendor.
Puedes conseguir el mejor precio del sector. Pero si no eres capaz de relacionarte con tu cliente o consumidor nunca venderás lo que deberías.
Puedes comprar el mejor material posible. Pero si tu relación con tu proveedor no es buena no obtendrás los mejores beneficios.
Esta es una pequeña reflexión a modo de homenaje a las personas con las que trabajo y cuidan a las personas. Mis compañeros, algunos de mis proveedores y alguno de mis clientes. Personas con las que la relación dura y durará años. A los que no lo sienten así, es mejor que acabemos de trabajo juntos cuanto antes.
Recuerda en los negocios, números si, pero por encima de ellos, humanos. El verdadero liderazgo reside en poner a las personas por encima de todo.