12km nadando

davidbaldovi_retos

Cuando descubres tus miedos, los afrontas, pones fecha para superarlos y lo consigues, tu mente se hace más fuerte y mejoras deportiva, profesional y personalmente.

El 6 de agosoto de 2016 acabé la #TravesiaCofrentes, 12,5k nadando en aguas abiertas, hasta hace poco no me gustaba nadar…

Travesía Cofrentes

Hace unos 6 años se me pasó por la cabeza esto del triatlón y me pareció una aventura muy divertida. Desde el momento que empece a entrenar ya me di cuenta que para nadar no era lo mío… Me costaba horrores ir a entrenar y cada vez que lo hacía se me hacía un mundo acabar los entrenamientos. Las distancias que entrenaba eran muy pequeñas y los ritmos muy lentos. Sencillamente no me gustaba nadar.

Aún así debute en triatlón y estuve unos 3 años peleándome con el agua, sin entrenador, sin cursillos, nadando fatal y pensando que jamás aprendería y que nunca alcanzaría un nivel mínimo aceptable para competir decentemente. Al cabo de estos años decidí apuntarme a un cursito de natación, el cual fue un desastre, simplemente me tiraban al agua junto a otros 5 o 6 compañeros y te decían lo que había que nadar, sin ejercicios de técnica, sin modificarte nada… 3 meses duré, lo que duró el curso, no renové, obviamente. Así que seguí dándome golpes con el agua hasta que a finales de 2014 empecé a entrenar con Resistentia, desde entonces tenemos una presencial de agua a la semana y poco a poco he ido mejorando. Aún así cada día que me tocaba nadar me costaba una barbaridad y si algún entrenamiento de la semana me saltaba era el del agua.

Después de 7 halfironman, 1 ironman y un montón de triatlones en distancias cortas, me planté delante de la línea de salida del Ironman de Lanzarote, habiendo prestado muchas horas y mucha atención a la preparación del sector de natación, salí del agua con muy buen tiempo (para mi nivel) y muy entero. Desde ese día empezó a rondarme por la cabeza la posibilidad de hacer una travesía larga de unos 5-6 km. Se lo comenté a los compañeros de equipo y no se quien tuvo la brillante idea de sugerir la Travesía Cofrentes, ni más ni menos que 10,5km marcaba el cartel (aunque acabaron siendo más de 12 al final, por si no era suficiente). Ya sabéis que cuando alguien suelta una cosa de estas no hay vuelta atrás, así que nos apuntamos varios del equipo y le dedicamos mucho tiempo, incrementando volumen cada semana. Como iba contando en mi Instagram yo ya estaba satisfecho de cada viernes nadar 4, 5 y 6 km, para mi era todo un logro.

travesia cofrentes

travesia cofrentes

Y llegó el día, arropados unos por otros nos metimos en el río, y brazada tras brazada conseguimos realizar esta prueba junto a otros 70 valientes. Fue una prueba sin ninguna presión, pues esto era un reto que lo hacía por retarme y superarme, para mi era todo un éxito afrontar el miedo de nadar, de haberle dedicado tanto esfuerzo, de doblegar la incertidumbre con la mente y luchar por el simple hecho de superarte.

Cuando descubres tus miedos, los afrontas, pones fecha para superarlos y lo consigues, tu mente se hace más fuerte y mejoras deportiva, profesional y personalmente.