TRIATLÓN OLÍMPICO

Valencia Triatlon olimpico - RUN

impossible is nothing

Lo primero, agradecer a todos los que en algún momento me han animado y,  muy especialmente, a alguien que no ha dejado de apoyarme y ayudarme nunca, gracias Luci.  Las muestras de apoyo ayudan a alcanzar lo que para mi era un reto importante y, en parte, os lo debo a todos vosotros.

La semana de la competición me la tomé para ganar confianza durante los primeros días (el domingo anterior hice 900m nadando, 30k en bici y 6k corriendo, con muy buenas sensaciones. Y el martes 30k en bici y 8k corriendo a muy buen ritmo) y los próximos días (miércoles, jueves y viernes) para descansar y estudiar el recorrido lo mejor posible. El sábado, día anterior a la prueba, rodaje suave de unos 20k en bici y 2k corriendo por el circuito dónde sufriríamos el día siguiente, en el cual estaban compitiendo en SuperSprint y Triatlón de la Mujer (todo un éxito esta modalidad).

Ver que estaba todo preparado y gente compitiendo por cumplir su sueño me llenó de ilusión, pero también de incertidumbre y pánico, era una sensación extraña. Además me sirvió para visualizar los boxes y ver los recorridos. Esa misma tarde volví a la “zona cero” para recoger los dorsales y seguir empapándome del fantástico ambiente que se respiraba, cada vez las ganas de que llégase el momento eran mayores!

Cené pasta acompañada de una cervecita, se está convirtiendo en un ritual para mi, y a dormir. La noche la pasé fatal, me acosté temprano con la intención de descansar al máximo, pero no pudo ser, vi todas las horas del reloj…

Llegó el día de mi primer Triatlón Olímpico, el Valencia Triatlón… No me sonó ni el despertador, estaba despierto, 6 de la mañana y, con rabia por no descansar lo suficiente, desayuno (cereales con miel y leche, plátano, café y chocolate puro), ducha y a la calle. Fui hacia el circuito con un compañero de fatigas, Vicente, que también hacía olímpico, esos 4-5k en bici nos sirvieron para desperezarnos un poco.

Antes de las 7 estaba delante de mi box, empiezan a llegar todo los triatletas y empieza el ritual del triatleta: casco, gafas, gorro, zapatillas de bici y de correr, calcetines, dorsales, bebida, geles (glucosa),… todo mientras disfrutábamos del amanecer y de los nervios previos, y recibía los últimos mensajes de ánimo de amigos y compañeros.

He tenido la suerte de contar Fran y Juan, (Kone y Jupe para los amigos) que les encanta la fotografía. No sólo han hecho que tenga un recuerdo imborrable de este día, las fotos son espectaculares, si no que no dejaron de animarme y seguirme por todo el circuito. Mil gracias mauris!

Una vez todo preparado con tiempo de sobra, nos dirigimos a la zona de salida, segundos eternos, y al agua. Empezábamos flotando y… sonó la bocina de repente, me había situado a un extremo para evitar golpes y nadar tranquilo, me sentí muy bien en el agua y no me costó completar los 1500m.

T1, escucho gritos de animo de algún amigo que vino a verme y de otros que competían después en modalidad Sprint. A la bici, lo primero que hice fue enjuagarme la boca con agua y beber… Vi por primera vez a mi novia, que no dejaba de animarme y decirme que ya lo tenía cerca. Me pasé este sector, 48k en lugar de 40k que es lo habitual, intentado unirme a algún grupo de mi nivel, pero me falta agresividad en curvas y siempre me acabo descolgando del pelotón y eso te hace consumir más esfuerzos que luego se necesitan…  Un amigo extriatleta y futuro triatleta me daba consejos y me animaba cuando me vio, gracias Cisco, el año próximo a mi lado!

T2, nunca me había sentido tan bien en una transición bici- carrera a pié. Rapidísima! Y dispuesto a recorrer los 10k intentando dosificar las energías para no pasarlo mal. Llega el momento, línea de meta… amigos, Luci y miles de personas que no paraban de animar me dibujaron una sonrisa en la cara que no olvidaré nunca y aún me emociona.

Si! ya me siento un poco más triatleta, pero esto sigue siendo el principio de algo que cada día me gusta más y me engancha. Muy contento por cumplir un sueño y un reto. Aún me queda mucho por mejorar (necesito nadar más rápido, pedalear más rápido y correr más rápido) y por disfrutar…

Ahora a por mi próximo reto, Maratón de Valencia. Impossible is nothing.

Seguiré informando…

Si quieres leer como preparé el reto de acabar mi primer Triatlón Olímpico haz click aquí y encontrarás mi experiencia, entrenamientos y anécdotas en las semanas previas a la prueba.