Viajar solo

marzo 12, 2018

La semana pasada, en mi artículo vive en el mundo, hablaba de lo que nos aporta viajar. La semana pasada hablaba de viajar a distintas culturas y esta semana hablo de viajar solo. Para mi viajar es una de las mejores manera de crecer que conozco y viajar es enfrentarnos a nuestras resistencia. Pero sobre todo, y este es uno de los grandes descubrimientos internos que he hecho, viajar me ha ayudado a respetar y apreciar a todos por igual.
La vida son etapas, etapas en las que vas descubriendo cosas en tu interior a través de vivencias y situaciones con las que nos vamos encontrando y nos toca gestionar. Yo recuerdo dos etapas de mi vida con especial cariño y especial crecimiento personal.

viajar solo

Con 21 años decidí irme fuera a trabajar. Viajando totalmente solo a un país extranjero, sin apoyo de nadie y sin compañero de viaje. Recuerdo que siempre decía que el único que hablaba español era el móvil y en aquel entonces (aunque tampoco soy tan mayor!) era caro, así que no hablaba a diario y la conexiones a internet no eran como ahora. Me fui a Manchester a trabajar y mejorar el idioma. Pero con lo que realmente volví fue con la mochila llena de recursos y con autoconocimiento muy superior del que tenía. Viajar solo, o mejor aún, vivir en el extranjero solo, te forma, te ayuda a ver las cosas con otra perspectiva pero sobre todo te ayuda a valerte por ti solo. Aprendes a comprar, a gastar lo que tienes, a cocinar, a lavar, a limpiar, a planchar y a relacionarte con gente para conseguir las cosas.
Esta experiencia cambio mi vida y mi manera de relacionarme conmigo mismo. No hay nada como la soledad para conocerse. Para gestionar la frustración, sentir la vulnerabilidad y sentirte responsable de tus actos.
Al volver a Valencia, ya no volví a casa de mis padres. Quería seguir viviendo solo y depender de mi mismo.
Años después repetí la experiencia, esta vez en Milán y para acabar mis estudios y aprender el idioma.
En ambos casos me fui a vivir con alguien nativo, no quería estar con gente española hablando todo el día español. Me hice amigo, en ambos casos, del chico con quien comparte casa. Y me acabé haciendo amigo de sus amigos. Amigos que a día de hoy aún conservo.
Viajar solo te hace gestionar la soledad. Y eso para mi es muy valioso, pues no hay nada como aprender a estar bien con uno mismo. #hazloporti.