Ansiedad y estrés

julio 20, 2017

Cuán fui por primera vez al traumatólogo, para que sin saberlo me diagnosticase la hernia discal, me hizo un par de preguntas y fue muy contundente: “Lo que te pasa es estrés y está generado por el trabajo, te va a salir una hernia discal en la parte baja de la espalda. Ahora si quieres vamos a hacer la resonancia”.
Me quedé sorprendido, pero así fue. Hernia discal en L4L5. “¿Estrés yo? Si no me agobio por nada”, dije.
Y me contestó, “que tu mente no lo tome como estrés no significa que el cuerpo no lo esté sufriendo”.
Y entonces, como siempre hago, empecé a analizarme y a tomar más conciencia sobre mis movimientos, mis pensamientos. En fin, sobre todos mis actos. Noté que estaba gran parte del día con tensión, con la cabeza pensando en el trabajo, en situaciones que vendrán y ahora mismo no podía solucionar… Busqué información sobre la palabra estrés y acabé dando también con la palabra ansiedad.

Ansiedad y estrés

Ansiedad y estrés no son lo mismo, aunque están relacionados. El estrés es una respuesta a los estímulos externos directos, desaparecen cuando se aborda el problema. Pero la ansiedad es autosuficiente. Existe por sí sola y no desaparece cuando abordas el problema.
Si al entregar un proyecto importante, que te tiene contra la cuerda, sientes alivio, entonces es estrés. Si el temor es constante y no desaparece cuando cumples objetivos importantes, entonces es ansiedad. Es un problema mayor.
Como dije en el post anterior he tomado ciertas medidas para reducir estas sensaciones y realmente analizar que pasaba por mi cabeza. Afortunadamente he detectado que es estrés. Hemos cerrado ciertos proyectos importantes en la agencia. Dejando entrar un poco de aire por la puerta y por mi mente. Lo cual nos sirve y me sirve para afrontar con más optimismo y creatividad los próximos proyectos.
Creo que el exceso de productividad me ha llevado a esta situación. Querer llevar tantos proyectos profesionales al mismo tiempo me ha quitado tiempo de hacer otras cosas extra profesionales, de desconectar y de disfrutar de familia, amigos, deporte, perder el tiempo… Lo peor de todo es que la ansiedad te desgasta y tu productividad cae cada día más bajo.
Aquí puedes ver ciertas medidas que he tomado para calmar la ansiedad y el estrés y alcanzar un mejor equilibrio personal. Espero que te sirvan, a mi me ha funcionado. Y ahora vienen las vacaciones y un gran viaje para desconectar y dedicar tiempo a mi mujer, todo el que le ha robado mi trabajo en los últimos tiempos.
Recuerda, #hazloporti