El reto es SUPERARME

Este es mi único objetivo con todo esto del triatlón: SUPERARME.

Ganar no es mi fuente de motivación, obviamente soy un deportista popular que nunca ganará ninguna prueba. Pero esto es lo que me gusta del deporte popular, que no luchas contra nadie más que contra ti mismo. Los populares no podemos pasarnos el día pensando en entrenar para ganar cierta prueba, o para mejorar un tiempo que te hayas impuesto sin fundamento, tampoco para ganar a un amigo o compañero de entrenamientos (aunque el pique sano es bueno y ayuda a mejorar, pero sabiendo las limitaciones de cada uno). Esta actitud es contraproducente y lo único que crea son falsas expectativas, desmotivación y frustración, incluso es probable que nos acabemos lesionando. Si pensásemos así el día que lo consiguiésemos ya no quedaría nada y todo esto acabaría…

Desde mi punto de vista es algo más complejo, para mi superarse es querer hacerlo lo mejor posible cada día. Es dar lo mejor de mi mismo cada vez que salgo a entrenar y lo bueno es que traspasa el ámbito meramente deportivo y lo aplicas a todas las facetas de la vida, tanto profesional como personal. El deporte te hace crecer como persona.

Para mi es importante centrarse en el próximo reto, sentarte, analizarlo (mejor con compañeros y entrenador, aunque siempre haciendo un estudio interno profundo e individual). Programarlo e ir paso a paso, cumpliendo metas a corto plazo y siendo paciente. Creo que es el camino del éxito, el camino para estar muchos años disfrutando de esta pasión.

Como sabes mi próximo reto es el Valencia LD (este domingo, 2 de junio de 2013), después de tener todo programado desde hace unos meses con mi entrenador, (tal y como vengo contando en este blog) voy dando los pasos previstos poco a poco, sin perder la cabeza y eso que he pasado por una lesión que me ha tenido mes y medio sin correr, la cual se ha superado y me ha hecho más fuerte. Cuando vuelves a correr con confianza eres otro y te sientes de nuevo deportista, ya que se pasa mal, muy mal lesionado…

Ahora estamos ya estamos delante de la línea de salida. Atrás quedaron los entrenamientos en los que acumulas kilómetros y kilómetros buscando volumen y con muchos ejercicios de técnica para dar paso a la velocidad y a los entrenamientos de calidad y acabando con unas semanas precompetitivas buscando sensaciones y confianza.

Pero lo que realmente te llena de confianza son ciertos entrenamientos que programas con mimo, que sabes que son la piedra de toque y que van a darte ese «plus». Además en todo este periodo he contado con la magnifica compañía de Vicente, Jorge, Sergio, Alex y Fernando. Seis amigos que estamos preparando juntos el Valencia LD. Esto es una motivación extra y una gran ayuda de cara a preparar un reto de esta envergadura. Desde aquí quiero agradecer a ellos ser la compañía en este viaje, GRACIAS CHICOS!

Llegado este momento, a 3 días del que hasta la fecha es el reto deportivo más importante de mi vida (aunque estoy convencido que otros le sucederán) lo único que falta es confiar en uno mismo, motivarse y visualizar todos los posibles escenarios de la prueba. He preparado también la estrategia, tanto de velocidad y pulsaciones, como de alimentación y de material a usar, apoyado siempre por profesionales, gracias Victor y Cristina. Me gusta controlarlo todo, aunque luego siempre toca improvisar…

Como todo el mundo tengo un tiempo objetivo, junto a otro pesimista y otro optimista, aunque no los voy a decir, pues en verdad el objetivo es alcanzar la meta, superarme y disfrutar de ese cruce de miradas de satisfacción con la gente que me quiere cuando este llegando a meta, este será mi premio, el más importante de todos.

Pase lo que pase el domingo, quiero agradecer a Luci (mi mujer) todo el apoyo y la paciencia para ayudarme a plantarme en la línea de meta. GRACIAS!

Ahora sólo queda sufrir y disfrutar. Nos vemos el domingo en VALENCIA LD!