El último día de tu vida

noviembre 4, 2016

Me gustaría que hicieras una reflexión. Que pensarás que vas a morir mañana. Que será el último día de tu vida. Que analizaras si estás viviendo la vida que te gustaría. Que estás asumiendo los riesgos necesarios para sentirte vivo. Que estás cumpliendo tus sueños. En fin, viviendo tu vida.

Me gustaría que estos no fuesen tus arrepentimientos cuando llegue…

El último día de tu vida

  • Llegar al último día de tu vida cuando la magnífica canción que tu vida tenía que cantar sigue en silencio en tu interior.
  • Llegar al último día de tu vida sin haber experimentado el poder natural que posees para crear tu gran obra y alcanzar grandes retos.
  • Llegar al último día de tu vida dándote cuenta que jamás has inspirado a nadie con tu ejemplo.
  • Llegar al último día de tu vida lleno de dolor al darte cuenta que jamás asumiste grandes riesgos y por lo tanto jamás obtuviste grandes recompensas.
  • Llegar al último día de tu vida sabiendo que perdiste la oportunidad de acercarte a la excelencia porque te creíste la mentira que debías resignarte a la mediocridad.
  • Llegar al último día de tu vida sin haber aprendido nunca a convertir la adversidad en victoria.
  • Llegar al último día de tu vida olvidando que el trabajo consiste en ayudar a los demás y no solo a ti mismo.
  • Llegar al último día de tu vida sabiendo que has vivido la vida que la sociedad te enseñó a desear y no la que verdaderamente querías vivir.
  • Llegar al último día de tu vida y descubrir que podrías haber liderado tu vida y transformado el mundo en un lugar mejor. Pero te negaste porque esa misión te daba miedo. Así que fracasaste y desperdiciaste tu vida.

De verdad, haz esta reflexión. #HAZLOPORTI.

Reflexión inspirada en el libro “El líder que no tenía cargo”, de Robin Sharma.