iCan Gandia 2016

octubre 12, 2016

La bici me destrozó en iCan Gandia. Lo sabía yo antes de empezar y lo sabía Resistentia, mi entrenador.

Los que seguí mi blog sabéis que me ha encantado la distancia Ironman, al igual que me gusta la distancia del maratón. Este año después de Ironman Lanzarote decidí hacer un segundo Ironman dentro de esta temporada. Así que me inscribí en Full iCan Gandia, con la idea de mejorar mi marca, por bastante además, ya que la natación es tranquila, la bici es llana y el maratón con bastante buena temperatura, por lo general. Pero claro, esto no siempre se cumple…

Después de Lanzarote hice 3 triatlones más en junio, a las pocas semanas y en 3 semanas consecutivas, un medio ironman y dos triatlones olímpicos. La idea era ganar algo de velocidad pensando en iCan Gandia. Luego preparé una travesía de 12k a nado para mejorar mi sector más débil. Todo iba según lo planeado.

Sabía que el punto de inflexión sería agosto y las vacaciones. Tras 13 días de parón por un magnífico viaje a Perú con mi mujer, volví a casa y al trabajo, muy centrado y dispuesto a dar todo en las 7 semanas que quedaban para la prueba. Y así fue, sin perder entrenamientos, sin buscar excusas y optimizando el tiempo como me gusta hacer.

iCan Gandia 2016

Llegó el día. Nade como nunca, con un ritmo inimaginable para mi y saliendo bien arriba en la clasificación, quien me lo iba a decir hace tan solo un año… Brutal el cambio en este sector gracias a horas invertidas, tanto mías como del míster.

Transición rápida, como siempre y al lío. Aunque sea larga distancia no me cuesta nada dejar las zapas enganchadas a la bici y hacer el cambio rápido. Es cuestión de concentración más que de velocidad.

ican gandia ican gandia

El sector bici es mi punto débil, de largo además. Es el que más hora de entrenamiento necesita y, siendo sincero conmigo mismo, no dispongo de más horas. Habrá que cambiar algo para la próxima temporada, ya os contaré en que estamos trabajando para mejorar. Lo que sabía, se iba a hacer muy duro, además dar 6 vueltas al mismo circuito no ayuda nada y menos con unos 24km de adoquines durante todo el trazado. Señores de iCan Gandia, no se puede hacer un triatlón de larga distancia de cualquier manera, no todo vale, plantéenselo. Además por lo baches perdí 5 botellines en total… A partir del 120k fue duro para mi, bajada de rendimiento, pulsaciones altas y pérdida de ritmo. Entre las pocas horas de entrenamiento y el calor, el sector bici me destrozó.

Aún así bajé a correr dentro del tiempo previsto, perdiendo unos minutos en la bici, pero que me había ganado en el agua. El problema es que el cuerpo estaba destrozado. A los 580m de empezar el maratón me tocó parar, junto a mi mujer, con los cuadriceps subidos y como piedras. No podía ni andar, me veía fuera… Trato de estirar, me relajo y empiezo a moverme. 10 minutos para el primer kilómetro, vaya pesadilla me esperaba pensé, si es que aguantaba. Poco a poco encuentro el ritmo, el cuerpo se acostumbra y consigo correr la primera media maratón a un ritmo aceptable. A partir de entonces el cuerpo ya no podía mucho más y entró en juego la mente de nuevo, buscando llegar cuanto antes a meta.

ican gandia ican gandia

Estoy contento de haberlo logrado, de superarme y de entregarlo todo. De seguir conociéndome y de analizar dónde debo mejorar. Queda mucho por delante y estoy disfrutando de lo que estoy haciendo. Ahora vamos a por más retos que pronto os iré contando.

Gracias a los compañeros, amigos y familia por los ánimos. Y gracias a Luci por siempre, siempre, estar ahí!

ican gandia
Esta es la mejor recompensa a 12 horas de esfuerzo y 7 semanas de sacrificio.