Un mundo de mierda

octubre 9, 2017

Vivimos en un mundo de mierda. Un mundo de mierda creado por nosotros mismos. En verdad, es lo que hemos elegido. Dicen que el gobierno, mandatarios o dictadores son reflejo de la sociedad. Pero, ¿nos hemos parado a pensar en nuestra sociedad?
Una sociedad que no tiempo de ayudar a la anciana de enfrente a cruzar la acera, pero tiene tiempo de programar misiles par atacar con precisión en la otra parte del mundo.
Un mundo que no tiene tiempo de enseñar a nuestro hijo a leer, pero si para leer algún artículo de mierda en un periódico.
Una vida en la que no hay tiempo de hacer deporte, pero si de ver horas y horas la televisión.
Un estilo de vida en el que en lugar de dar lo mejor de nosotros mismos preferimos ver que hace mal el de al lado y criticarlo.
Un mundo de mierda en el que no somos capaces de ayudar a alguien que lo necesita pero si de parar a ver un accidente, sin ayudar, por morbo.
Soy el primero que en mucha ocasiones cae en este mundo de mierda, pero es decisión de cada uno de nosotros parar, analizar y tomar decisiones sobre como vivimos y, sobre todo, como queremos vivir. Aléjate y analiza, toma decisiones y luego ten la valentía de regirte por ellas el resto de tu vida.

¿Qué más se me ocurre para mejorar este mundo de mierda?

· Trata a todas las personas con respeto, acepta las diferencias y se tolerante. Del mismo modo si alguien te ha hecho daño o no encaja contigo, sepárate, pero antes analízalo.
· Se sincero, transparente y vulnerable. Primero contigo mismo, después con el resto. El resto de personas lo vemos y queremos conectar con personas así.
· Ayuda a quien lo necesite. Estoy convencido que cuando lo necesites te ayudarán. Pero si no es así, no pasa nada, hazlo desde tu interior sin esperar retorno.
· Sonríe sin que te lo pidan, da los buenos días y se amable, no cuesta tanto y tiene un efecto bidireccional increíble.
· Gracias y por favor. Estas dos palabras crean un efecto increíble en la audiencia. Una valora a la persona, la otra muestra respeto.
Estas pequeñas acciones o gestos deberíamos de aplicarlo para mejorar el mundo de mierda en el que vivimos y que estamos construyendo entre todos, yo el primero. Pero estoy convencido que hay otra manera, que el ser humano cree en el ser humano.
Ya sabes, #hazloporti, pero también hazlo por todos.