Se servicial

marzo 8, 2017

No te equivoques, una empresa consiste fundamentalmente en ser ante todo servicial. Uno de los consejos más efectivos que puedo ofrecerte es que hagas siempre más de lo que tu salario te exige que hagas. Se servicial. La compensación será siempre proporcional a tu contribución. Lo sé, no me crees…
¿Cuántas veces vas a un restaurante o entras en una tienda deseando que la gente que allí trabaja sea realmente servicial? Lamentablemente es algo poco común. En este punto casi todo el mundo está estancado. Estamos acostumbrados a ver entrar a clientes por la puerta y damos por sentado que seguirán entrando. Nos olvidamos que tenemos un ser humano delante, una persona que además nos da de comer cada día, comprando nuestro servicio o producto.
Ser servicial no significa ser ingenuo, o que se aprovechen de ti. Debes de estar bien despierto para identificar esta situación y en esos casos no dejarte engañar.
En el resto de situaciones, cuando estés trabajando a gusto y sientas la confianza de la persona que tienes delante, se todo lo servicial que puedas.

Se servicial

El liderazgo no sólo es la forma en la que cualquier persona dentro de cualquier organización puede emplear su poder natural para motivar a otros para que saquen lo mejor de sí mismo, es también la manera de sacar nuestro mejor potencial y aportar valor al mundo que nos rodea.
Si eres servicial con un cliente o con un compañero de trabajo probablemente te lo hayas ganado para siempre. Recuerda que te deja huella.
No hay nada mejor que dejar huella en un cliente. Es la única manera de asegurarte que te volverá a contratar. O con un jefe. O con cualquier persona. Esa es la mejor marca personal que podemos tener. La de hacer que la gente nos recuerde. Que piense en nosotros cuando necesita algo que le podemos solucionar. Sin duda, ese es nuestro objetivo, que nos recuerden por aquello en lo que somos buenos.